Buen gestor, pero experto digital

Los puestos estratégicos del mercado digital tienden a perfiles cada vez más polivalentes. Las empresas buscan profesionales con experiencia en diversas industrias pero capaces de interpretar y de dirigir a equipos especializados en Internet.

 

Objetivo: incorporación del Consejero Delegado de una compañía de comercio electrónico inmersa en el proceso de integración en un grupo global.

Proyecto: búsqueda internacional de una persona con profundo conocimiento de comercio electrónico y elevada capacidad de gestión.

Resultados: posición cubierta con éxito.

 

El mercado digital es uno de los más complejos para realizar búsquedas con éxito y también uno de los que mayor talento está reclamando. Tanto los pure players como las compañías “Brick and Mortar” que se están digitalizando necesitan profesionales con capacidad para liderar la gestión en un entorno en constante evolución y de los más exigentes del mercado.

Los puestos más estratégicos han sufrido una importante evolución en los últimos años hacia perfiles que dominen la gestión en los sectores “tradicionales” pero que sepan interpretar y dirigir a un equipo experimentado en el ámbito digital.

Esta dificultad era un añadido en este caso en el que una compañía que opera en Internet vivía, además, su integración a un gran grupo global y buscaba incorporar a un Consejero Delegado capaz de gestionar con criterios de “gestión tradicional” el desarrollo digital de la empresa a la vez que la integración empresarial en dicho grupo internacional.

 

Experiencia en gestión

Con el crecimiento exponencial de los negocios de Internet las empresas buscaban perfiles profesionales con amplios conocimientos del entorno digital. No obstante, esta tendencia ha ido derivando hacia personas que sean expertas en su sector y que reúnan los conocimientos o la experiencia necesarios para liderar a un equipo digital con perfiles más especializados. En este caso concreto, esa dualidad de requerimientos se manifestaba en una posición compleja de cubrir:

  • Por el lado digital se necesitaba a una persona con un elevado conocimiento de comercio electrónico, internet transaccional, capaz de generar ventas tanto en el negocio B2B, como de monetizar toda la base de clientes en B2C. Uno de sus retos era la búsqueda de nuevos negocios y vías de ingresos.
  • El ámbito de gestión requería alguien con perfil ejecutivo, no solo estratégico. La contratación se realizaba en un momento en que la compañía se integraba en un grupo global, lo que implica una experiencia internacional contrastada tanto para la gestión diaria como para participar o liderar una posible expansión en nuevos mercados y productos, además de capacidad para gestionar el equipo y dirigir el proceso de integración en el grupo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies