Búsqueda de consejeros de acuerdo con unas estrictas exigencias para aportar valor a la compañía y proteger los intereses del accionista

Póquer de tréboles para el consejo

Objetivo: en el escenario de su salida a Bolsa, una gran compañía española con fuerte presencia internacional quiere diseñar sus políticas de gobierno corporativo e incorporar consejeros independientes.

Proyecto: búsqueda de consejeros de acuerdo con unas estrictas exigencias para aportar valor a la compañía y proteger los intereses del accionista.

Resultados: se constituye el consejo tras la salida a Bolsa con la incorporación de cuatro consejeros independientes.

Profesionalización, independencia, aporte de valor, defensa de los intereses del pequeño accionista… Los consejos están cambiando. En parte por obligación legal pero también porque el mercado es cada vez más exigente con la transparencia de las organizaciones. Importa mucho quien esté sentado y cuál es su papel en un órgano cada vez más vigilado.

Las salidas a Bolsa revolucionan una compañía. Pasar de una propiedad, ya sea pública o privada, de un núcleo reducido a tener miles de accionistas requiere muchos ajustes. Los consejos de administración están sometidos a una nueva legislación pero también son el foco de escrutinio de un mercado que exige la máxima transparencia y limpieza a las organizaciones.

La búsqueda de consejeros independientes es una tarea delicada. Requiere un minucioso análisis de los perfiles de los candidatos porque va a ser una elección analizada con lupa por multitud de ojos, sobre todo los de los nuevos accionistas. Los consejeros son, de alguna forma, los garantes de su inversión, los que van a velar por sus intereses y van a estar alerta por si se produce cualquier mínima señal de que no se están haciendo las cosas como debieran.

La primera parte de este caso es justamente el diseño de la política de gobierno corporativo de una organización española con gran peso internacional que va a afrontar su estreno en el parqué. El diseño debe incorporar una definición del número ideal de consejeros que debe tener la compañía, qué comisiones deben crearse para seguir las líneas esenciales de su estrategia y garantizar su buen funcionamiento (ejecutiva, de auditoría, de nombramientos, retribuciones, etc.).

 

El perfil de los consejeros

El proceso de búsqueda se inicia con una definición del perfil que deben tener los consejeros independientes, una combinación de experiencia y situación profesional y personal adecuadas:

  • Conocimiento profundo del sector o de otro que resulte complementario para el negocio;
  • Experiencia en compañías de gran crecimiento y salidas a Bolsa o en organizaciones cotizadas;
  • Una trayectoria ética contrastable, con buena imagen y compatible con las buenas prácticas del gobierno corporativo;
  • Perfil estratégico y elevada capacidad de gestión;
  • Ausencia de intereses incompatibles con la organización;
  • Deben ser también personas que no estén ejerciendo un alto puesto en otra empresa que les absorba de tal modo que no puedan dedicar el tiempo que requiere el cargo.

En un plazo de tres meses se diseñó la política y se encontraron cuatro consejeros con el aporte de valor que necesitaba la compañía: expertos en salidas a Bolsa, mercados financieros y dos sectores compatibles y sinérgicos con la actividad de la firma.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies