Susana Pérez de Vries, directora en Talengo, propone como Líder Valiente a Isabel la Católica

Isabel la Católica: un ejemplo de perseverancia

Estaba destinada a no tener una gran relevancia y se convirtió en una de las reinas más famosas, con mayor impacto en la historia de España y probablemente del mundo. Es importante resaltar, además, que lo hizo en un contexto que no le era favorable, pues que una mujer reinase no era precisamente una de las predilecciones de la época. En cualquier caso, ella se encargó de romper con su ejemplo con todos los prejuicios al respecto. Supo jugar muy bien sus cartas para adaptarse a las circunstancias de la época, aprendiendo de los errores y buscando formas diferentes de conseguir resultados.

Con independencia de que algunas de sus decisiones fuesen más o menos acertadas, sin duda se trató de una figura con la clara visión de acompañar a un país en la transición de la Edad Media a la Edad Moderna. Con este foco estratégico y sentido del deber, fue una líder que, además, sabía gestionar sus emociones.

Los historiadores la han definido como perseverante, firme pero en busca de la equidad, fiel a su palabra y responsable. Probablemente Isabel sea uno de los primeros referentes de líderes valientes de género femenino en los que, salvando las diferencias de mentalidad de las épocas que nos separan, podamos encontrar un ejemplo a seguir.

 

Por

Susana Pérez de Vries
Directora en  Talengo
Todos los artículos del autor

VER CV

Líderes valientes para el ahora y para el mañana

Ahora más que nunca, necesitamos líderes valientes que sepan adaptarse con celeridad a los cambios disruptivos que estamos viviendo. El coronavirus nos ha obligado a tomar decisiones en tiempo récord, a cambiar nuestras formas de hacer y de relacionarnos de la noche a la mañana.

Como decía Darwin: “adaptarse o morir”. Y esta es la ley que impera en un contexto de cambio exponencial y que hemos experimentado de forma dramática en nosotros mismos en estos últimos días. Un líder valiente es consciente de la velocidad a la que sucede todo, alguien que está constantemente aprendiendo, buscando nuevas maneras de hacer y de adaptarse, pero también de retar el status quo.

En estos días, hemos necesitado de esos líderes que han tenido que tomar decisiones rápidas. Sin embargo, no se trata sólo de resolver la inmediatez, sino de ser conscientes de que una vez termine este encierro obligado, va a existir un marco muy diferente al que teníamos cuando nos quedamos en nuestras casas.

Un líder valiente será aquel que sea capaz de aprender de esta experiencia y sepa aprovechar las oportunidades que una situación de crisis puede aportar. Aquel que pueda poner todo esto en valor para generar soluciones diferentes e innovadoras, que lleven a las organizaciones a replantearse sus paradigmas y sus formas de hacer, convirtiéndolas así en sostenibles y perdurables en el tiempo.

Por

Susana Pérez de Vries
Directora en Talengo

VER CV
Jorge Matiz Lideres Valientes Talengo

Líderes anónimos

Mucho se ha escrito de grandes líderes que, gracias a su forma de hacer y al impacto generado, han dejado un legado en la sociedad que perdura y perdurará durante muchos años. Ejemplos como Ghandi, Mandela, Steve Jobs y otros grandes nombres nos acompañan en un sinfín de libros de management y liderazgo.

Este es el motivo por el que quiero aprovechar este espacio para hacer un reconocimiento a todos aquellos líderes anónimos cuyo impacto, aunque no revolucionario para la sociedad, sí lo es para el círculo de influencia que los rodea.

Todos conocemos o hemos conocido a personas que, movidas por lo que creen debe hacerse, por su humildad, ejemplo y generosidad, son líderes valientes. Fieles a sus valores, no dudan en navegar impulsados por sus ideales, con independencia de las circunstancias o contextos que ejercen fuerzas contrarias. A pesar de lo anterior, estos líderes valientes tienen la resistencia suficiente para no cambiar de dirección o dejar de hacer aquello que consideran es justo.

Son líderes que van más allá de su interés, líderes que buscan dejar un legado y que saben que quizá no puedan cambiar el mundo, pero sí pueden ser responsables de cambiar una parte de ese mundo para alguien.

Por

Susana Pérez de Vries
Directora en Talengo
Todos los artículos del autor

VER CV

Inclusive leadership for a sustainable world, Susana Pérez de Vries

La transformación digital está cambiando la forma en la que los seres humanos nos relacionamos en todos los ámbitos de nuestra vida. El mundo digital ya es una realidad en nuestra vida profesional y en el ámbito de los negocios. Todo sucede rápidamente y de forma acelerada.

Sin embargo, el imparable desarrollo tecnológico se encuentra en un contexto de desigualdades sociales cada vez más marcadas y un planeta inmerso en una crisis climática sin precedentes. La pregunta que nos surge entonces es ¿cómo podemos seguir avanzando en el ámbito tecnológico al mismo tiempo que construimos una sociedad sostenible?

Susana Pérez de Vries, Manager de Talengo, señala en su artículo que “las organizaciones son una pieza clave de la sociedad como impulsoras y catalizadoras de un cambio cada vez más demandado por los clientes y diferentes stakeholders de la organización”. Asimismo, apunta que “no se trata sólo de ser líderes de un cambio por el deber moral de serlo, sino por el gran impacto económico y de desarrollo que puede suponer para las organizaciones. Los clientes cada vez están más concienciados con estos aspectos, y reclaman a las empresas que trabajen en esta dirección”.

La visión de las organizaciones ha de encaminarse a la sostenibilidad, haciendo del cuidado y el respeto por el planeta un compromiso. Será necesaria la implementación de nuevos modelos en todos los niveles de las organizaciones. La imagen, los procesos internos, la capatación de nuevos talentos deberán alinearse con el compromiso. La coherencia será un valor clave.

Las compañías necesitan “líderes del cambio, líderes que no sólo cuentan con la visión de entender el porqué y el para qué de lo que debe hacerse, si no que inspiran a sus equipos y les mueven en la dirección correcta”, como bien señala Pérez de Vries.

El liderazgo depende de que se “generen contextos en los que las personas se sientan comprometidas y parte del proyecto común, y en los que se dé espacio para la innovación, elemento clave para el desarrollo organizativo en el contexto actual”.

Talento diverso y empatía son dos de las características que debe reunir el nuevo líder del cambio. Si quieres conocer el resto, puedes leer el artículo completo aquí.

Otros artículos relacionados:

Liderazgo: retos a 2025.

El mundo nos necesita a todos.

 

 

 

 

Buscar
Categorías

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies