Borrador creado el 27 December 2019 a las 13:24

Inclusive leadership for a sustainable world, Susana Pérez de Vries

La transformación digital está cambiando la forma en la que los seres humanos nos relacionamos en todos los ámbitos de nuestra vida. El mundo digital ya es una realidad en nuestra vida profesional y en el ámbito de los negocios. Todo sucede rápidamente y de forma acelerada.

Sin embargo, el imparable desarrollo tecnológico se encuentra en un contexto de desigualdades sociales cada vez más marcadas y un planeta inmerso en una crisis climática sin precedentes. La pregunta que nos surge entonces es ¿cómo podemos seguir avanzando en el ámbito tecnológico al mismo tiempo que construimos una sociedad sostenible?

Susana Pérez de Vries, Manager de Talengo, señala en su artículo que “las organizaciones son una pieza clave de la sociedad como impulsoras y catalizadoras de un cambio cada vez más demandado por los clientes y diferentes stakeholders de la organización”. Asimismo, apunta que “no se trata sólo de ser líderes de un cambio por el deber moral de serlo, sino por el gran impacto económico y de desarrollo que puede suponer para las organizaciones. Los clientes cada vez están más concienciados con estos aspectos, y reclaman a las empresas que trabajen en esta dirección”.

La visión de las organizaciones ha de encaminarse a la sostenibilidad, haciendo del cuidado y el respeto por el planeta un compromiso. Será necesaria la implementación de nuevos modelos en todos los niveles de las organizaciones. La imagen, los procesos internos, la capatación de nuevos talentos deberán alinearse con el compromiso. La coherencia será un valor clave.

Las compañías necesitan “líderes del cambio, líderes que no sólo cuentan con la visión de entender el porqué y el para qué de lo que debe hacerse, si no que inspiran a sus equipos y les mueven en la dirección correcta”, como bien señala Pérez de Vries.

El liderazgo depende de que se “generen contextos en los que las personas se sientan comprometidas y parte del proyecto común, y en los que se dé espacio para la innovación, elemento clave para el desarrollo organizativo en el contexto actual”.

Talento diverso y empatía son dos de las características que debe reunir el nuevo líder del cambio. Si quieres conocer el resto, puedes leer el artículo completo aquí.

Otros artículos relacionados:

Liderazgo: retos a 2025.

El mundo nos necesita a todos.

 

 

 

 

Borrador creado el 27 December 2019 a las 13:20

Mercedes Vasallo (Viacom SWEMEA) and Rosalía Tapia (Talengo), chatting about Diversity

Viacom SWEMEA is celebrating the Diversity Week these days. The Organization promotes within its D&I strategy, different initiatives and activities to point out the value of a common space of respect for the uniqueness of people.
Rosalía Tapia, Manager at Talengo has talked with Mercedes Vasallo, SVP, HR VIMN SWEMEA, about the achievements and challenges that are yet to come in this area.

More post about Diversity that may interest you:

El Mentoring como nueva herramienta para gestionar la diversidad e inclusión

La diversidad, valor decisivo en los consejos, Expansión

Borrador creado el 27 December 2019 a las 13:17

La importancia de la Huella Digital en la búsqueda de directivos

Manuel Clavel, socio de Talengo, ha participado en un artículo publicado por el diario económico Expansión sobre la importancia de la huella digital en los procesos de selección.

El líder del siglo XXI tiene que asumir nuevas habilidades y también nuevas responsabilidades. En Talengo hace años ampliamos las referencias del candidato con un exhaustivo informe de Huella Digital.  Éste consiste en revisar en Internet la capacidad de influencia del directivo en su contexto y la percepción de marca que genera, ya que una vez incorporado a la compañía, su marca personal estará ligada a la de la empresa.

La responsabilidad del líder hoy implica la gestión de su marca personal, en ocasiones encontramos perfiles que no la trabajan, una decisión muy respetable, si bien, lo cierto es que, en estos casos, la percepción de su marca está ligada a los medios adquiridos, es decir, a lo que terceros dicen de ellos. Sin embargo, cada vez encontramos más directivos que tienen una estrategia de comunicación alineada con sus objetivos de carrera y que les ayuda a gestionar con eficacia su networking.

El artículo de Expansión detalla cómo las redes sociales pueden reflejar la personalidad del candidato y ciertos valores que hablen muy positivamente de él. Pueden mostrar a una persona familiar, interesada por la cultura, aventurera, deportista, sana y otras características que se valoran de manera muy favorable.

Sin embargo, la información que circula sobre el candidato por internet puede jugar en su contra. Manuel Clavel subraya que “No sería una buena huella aquella con tintas hedonistas, una sobre exposición no es muy valorada, ni tampoco quienes aprovechan Twitter para verter sus opiniones personales”.

Puedes leer el artículo al que hacemos referencia en:

Expansión

Otras publicaciones que te pueden interesar:

La huella digital, vital en el currículo de los directivos, José Ignacio Jiménez, socio de Talengo

Seis tips para atraer y seleccionar talento diverso

8 retos para los consejos de administración

La importancia de los entornos de trabajo multiculturales, Expansión

Marta García-Valenzuela, socia de Talengo, habla en el diario económico Expansión sobre la importancia de la gestión de los entornos multiculturales en las compañías.

En un momento en el que la tecnología se presenta como la herramienta que permite la gestión y el desarrollo del talento más allá de la presencia física, trabajar con personas de distinta procedencia es tan habitual como necesario para aumentar la competitividad.

Marta García-Valenzuela recuerda que el 80% de la facturación de las empresas del Ibex 35 está fuera de España. “En la situación actual de incertidumbre y la sombra de crisis que se acerca, los planes estratégicos pasan sí o sí por la internacionalización”.

Las grandes empresas del Ibex 35 han de gestionar equipos con profesionales de multitud de distintas nacionalidades: según datos contrastados en el artículo de Expansión en Indra trabajan personas de 98 países; en Seat, de 65, y en Everis, de 79. Toda esta diversidad cultural ha de convivir junto con la cultura propia de cada corporación, que será la que marque el punto de inicio de las relaciones entre los profesionales.

La diversidad cultural se construye sobre la tolerancia y la inteligencia emocional. Para García-Valenzuela, la gestión de la diversidad pasa por cuatro puntos principales:

  1. Apertura de mercados. La gestión de expatriados requiere una adecuada evaluación de la competencia intercultural de los directivos, y un programa de ‘coaching’ cultural.
  2. Formación. Intercultural para el comité de dirección y todas las áreas de interacción global para evitar estereotipos culturales y estilos rígidos de liderazgo.
  3. Mentorización. Utilizar a profesionales de otras nacionalidades que informen sobre la cultura del nuevo mercado.
  4. Competencia. Desarrollar la competencia intercultural global es el mejor predictor de éxito.
Artículo completo publicado en Expansión aquí.
Otros artículos relacionados que pueden ser de tu interés:

La inclusión saca ventaja a la diversidad, Talengo

Considerar la sociedad como un todo inevitable que hay que replicar en las organizaciones es el primer paso para convertir la diversidad en inclusión, una carrera en la que la participación de personas de toda índole en los procesos empresariales resulta imprescindible.

Aquellas empresas que insisten en la diversidad como uno de sus grandes baluartes para atraer y fidelizar talento apenas están en la antesala de la inclusión, la meta de gestionar la diferencia en las organizaciones. Aquellas que repiten como un mantra sus políticas de igualdad de género, dejan fuera una parte de la diversidad social muy importante. La edad, la nacionalidad, las discapacidades físicas o psíquicas, tendencia sexual y el colectivo LGTBI son parte de este cóctel social que debe tener un reflejo en las empresas.

Porque aunque el género es aún una asignatura pendiente, no lo son menos otro tipo de diferencias como la nacionalidad. El estudio sobre Diversidad e Inclusión realizado por Talengo en colaboración con APD confirma que el 69% de las compañías no tiene ningún miembro de nacionalidad distinta a la española. Por ésta y otras asignaturas pendientes para alcanzar la inclusión en el sentido estricto de la palabra, Marta García-Valenzuela, socia de Talengo, cree que es importante centrarse en la generación de culturas inclusivas: “Si sólo nos enfocamos en las variables de la diversidad tradicionales, estaremos dejando de lado al resto del talento y reforzaremos las etiquetas que queremos barrer y la visión será miope”.

Lee la noticia completa:

Diario Expansión

Blog “Estrategias de negocios”

Blog del Instituto Europeo de Gestión Empresarial

 

Otras noticias de interés:

Diversidad e inclusión en el comité de dirección.

El mentoring como nueva herramienta para gestionar la diversidad e inclusión.

La paridad de género acelera la inclusión.

Bankia apuesta por el mentoring de diversidad y liderazgo inclusivo

Las organizaciones diversas son una necesidad no solo para que las compañías sean un reflejo de la sociedad, sino porque resulta rentable.

Marta García-Valenzuela, socia de Talengo, en este artículo publicado por Expansión, habla junto con otros expertos de referencia, sobre la importancia de gestionar la diversidad. En palabras de Marta: “Dentro de las características comunes que tiene cada generación y que pueden ayudar a entenderlas mejor desde la empatía, es fundamental atender a las diferencias individuales y al ciclo vital de cada profesional”. Para conseguirlo propone las conversaciones de carrera del líder con sus equipos, “son críticas para este trabajo”.

La convivencia de personas de diferentes generaciones enriquece a la empresa en muchos sentidos y resulta posible gracias a nuevas metodologías agile. Uno de los aspectos más importantes es el que se conoce como “reverse mentoring”, cuando las personas jóvenes forman a las más veteranas de la organización. Baby-boomers (nacidos entre 1946 y 1965) y millennials (1981 y 1993) conviven y comparten lo mejor de cada una de sus generaciones.

Los grupos de trabajo diverso ya son una realidad en organizaciones tan diversas e importantes como Lilly, Roche o Cepsa. Estas compañías prestan especial atención a conseguir que, independientemente de su fecha de nacimiento, todas las personas se sientan incluidas en la organización. Para lograr la inclusión efectiva, las compañías desarrollan programas especialmente destinados a este objetivo. Un ejemplo son los programas de Inclusión Consciente desarrollados por Lilly, como explica María Alonso, diversity champion y directora de legal en esta compañía.

Puedes leer la noticia completa publicada en Expansión aquí.

Otros artículos de Talengo relacionados:

Importancia de la gestión de diversidad de las organizaciones.

Liderazgo femenino: “El mundo nos necesita a todos”

Diversidad de estilos y parejas poderosas, Gema Gómez en RRHH Digital

Bankia apuesta por el mentoring de diversidad y liderazgo inclusivo

Os recomiendo la lectura de la nueva edición del estudio publicado por AESC, analizando el estado de la profesión de búsqueda de directivos y consultoría de liderazgo. Este año incluye como novedad, una previsión a 5 años vista de cuáles serán las mayores inquietudes de las organizaciones en materia de liderazgo a nivel mundial.

La salida del mercado laboral de toda una generación, la de los Baby Boom, marca definitivamente una tendencia. Con su salida las organizaciones pierden años de experiencia en gestión y conocimiento del negocio. De ahí la necesidad actual de identificar una nueva generación capaz de asumir el liderazgo y suficientemente preparada para afrontar el gran reto de crear una cultura de innovación absolutamente necesaria.

El estudio revela cómo actualmente la preocupación de nuestros clientes está en la identificación de líderes y la puesta en marcha de programas de coaching y mentoring que facilite una transferencia de conocimiento. Sin embargo, en 5 años sitúan sus principales inquietudes en tener diseñado un buen plan de sucesión, desarrollar a esos líderes, e incluir a esta nueva generación de líderes en la toma de decisiones.

En cuanto a Consejos de Administración el estudio desvela que las principales inquietudes en 2025 estarán en operaciones de M&A, crear valor a largo plazo, identificación de perfiles que aporten mayor valor al consejo, diversidad en el equipo, plan de sucesión a la figura del CEO y compromiso de los accionistas.

Todos ellos son retos apasionantes en un mercado tan disruptivo como el que estamos viviendo y veremos a futuro.

Enlace a la publicación: AESC

Por
Mayte Martínez
Socia
Todos los artículos del autor

VER CV
Search
Categories

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies