Líderes valientes que transforman 

“No puedo entender por qué la gente está asustada con las nuevas ideas. Yo lo estoy de las viejas”, John Cage.

Transformar, mejorar, innovar es una actividad de alto riesgo cuyo principal riesgo es: no practicarla. En el S. XXI necesitamos más que nunca líderes valientes que sepan asomarse al abismo de la transformación con humildad, para saber que pueden fallar, y con coraje, para asumir el reto de ir contra-corriente o incluso de crear una nueva corriente de pensamiento, una nueva necesidad, esa es la genialidad de los que se atreven a pensar en grande. Necesitamos liderazgos que sepan impulsar el cambio, que sepan desafiar las certezas, pero también que sepan inspirar, que puedan ver oportunidades donde otros sólo ven problemas sin resolver.

Comenzamos una serie de entrevistas realizadas a Directivos que han demostrado ser líderes valientes que transforman. Desde aquí, mi profunda gratitud a todos los que han participado por su generosidad al compartir sus historias, claves de éxito y, sobre todo, ¡sus aprendizajes!

1. ¿Cuáles son tus principales retos como  líder?  

Yo te diría que siento una gran responsabilidad ante tres grandes retos. Por un lado, gestionar la incertidumbre, especialmente en momentos como los que estamos viviendo. En segundo lugar, ser capaz de generar confianza en los equipos para movilizar a las personas y contar con su compromiso. Y, en tercer lugar, dirigir combinando los desafíos del corto plazo con las exigencias del medio plazo. Es decir, ser capaz de diferenciar aquello que es coyuntural y necesita una rápida decisión táctica, de lo que es estructural y va a transformar el mercado y los modelos de negocio, para ir avanzando en esa línea de manera estratégica.

2. ¿Cuál sería para ti el propósito que debe honrar un líder en este momento de cambio y transformación?

Creo que en un momento como el actual el líder deber ser un referente en todos los sentidos, en lo emocional, en lo racional y en valores. También debe ser capaz de inspirar y estimular a los equipos.

3. Si hablamos de valores, ¿cuáles son para ti los valores que deben tener los líderes del Siglo XXI?

En Línea Directa llevamos tiempo trabajando un estilo de Liderazgo con Valores. Es difícil seleccionar solo algunos, ya que son muchos los que deben estar presentes en los buenos líderes.

Por un lado, el líder debe ser capaz de generar confianza y eso implica ser coherente y mostrarse auténtico, sin impostar falsas imágenes. Además, debe tener coraje para tomar decisiones difíciles, responsabilidad para afrontar lo que viene y humildad para rodearse de las mejores personas y no pretender tener todas las respuestas, sino saber formular las preguntas.

4. Hoy todas las empresas, pequeñas o grandes, están en procesos de cambio, transformación e innovación. ¿Cómo ha afectado el COVID a los procesos de transformación y por ende al modelo de liderazgo?

El covid ha acelerado enormemente muchos de estos procesos en los que estábamos inmersos la mayoría de las organizaciones. Esto ha requerido dar un impulso a los modelos de liderazgo, trabajando competencias propias de los tiempos de transformación y digitalización.

Pero, por otro lado, los líderes deben ser líderes globales y completos, lo suficientemente sólidos para hacer frente a tiempos de crisis, de transformación, de recuperación o de crecimiento.

Un modelo de liderazgo integral no se improvisa ni se consigue en poco tiempo, por lo que hay que ir desarrollando anticipadamente en la cadena de mando aspectos como gestión de la incertidumbre, toma de decisiones rápidas y agilidad para llevarlas a cabo, generación de confianza, agilidad para aprender, capacidad de inspirar y comunicar…

5. Hablemos de ti. Si tuvieras que poner sobre la mesa qué te ha permitido implantar cambios y ayudar en la transformación de tu compañía ¿qué aspectos de tu perfil dirías son los que más te han ayudado?

Creo que lo que más me ha ayudado ha sido escuchar, muchas veces más allá de las palabras, tanto a mis colaboradores como al resto de las personas de la organización. Por otro lado, sensibilidad para entender los momentos y a las personas. Esto me ha ayudado a saber qué necesitan y cómo dirigirme a ellas, ya sea individualmente o como equipo, para mantener el reto y la ilusión.

Pero creo que nada habría sido posible si no hubiera contado con la confianza, en un doble sentido: por un lado del CEO que siempre me ha apoyado y, por otro, de mi equipo, a quien he sentido a mi lado en todo momento.

6. Los procesos de cambio, transformación, son complejos y no siempre fáciles ¿qué te ha motivado a ti para emprender los procesos de transformación en tu compañía?

La palanca más poderosa es tener la sensación de necesidad, sentir que es imprescindible hacer esos cambios para las personas o para el negocio. Entonces surge la determinación de ir a por ello. Porque, en este sentido, no hay mayor freno para emprender cambios que el éxito.

Por otro lado, estos procesos que son siempre largos y necesitan mucha constancia solo pueden seguir adelante si se mantiene la ilusión. En un primer momento, ilusión para emprender los cambios, pero también ilusión para no querer perderse nada de lo que ofrece la nueva etapa, ilusión por avanzar con los nuevos proyectos, ilusión para enfrentar nuevos retos…

7. ¿Quiénes son tus maestros? Aquellos role-models que te han inspirado y ayudado a ser el líder que eres.

Sin duda diría que mis padres. Mi madre es la persona más bondadosa que he conocido y me inculcó el respeto y la confianza en las personas. Mi padre es un referente de integridad, de pensamiento crítico y de inquietud intelectual, por lo que siempre me pone el listón muy alto.

Pero mi mayor inspiración en este momento es mi hija, quien ha demostrado una valentía, fortaleza y determinación que me hace sentir enormemente orgullosa de ella y esforzarme por estar a la altura de lo que merece.

8. ¿Cuál es el legado que te gustaría dejar como líder?

Que las personas sientan que les he ayudado a sacar lo mejor de sí mismas, incluso más de lo que ellos pensaban que podían hacer.

9. ¿Qué consejo le darías a un líder que desea empezar un proceso de transformación en su compañía?

Lo primero, que sea valiente. Valiente para empezar aunque no tenga todas las certezas y para tomar decisiones incómodas. Pero también valiente para reconocer cuándo se ha equivocado y rectificar lo antes posible. Debe ser muy flexible, estar dispuesto a cambiar y adaptarse rápidamente a lo que vaya viendo.

Es importante que esté permanentemente alerta, que sea inquieto, inconformista y que busque nuevas tendencias.

Pero, por encima de todo, la mejor recomendación que puedo dar es que se rodee del mejor equipo, exigente, brillante y motivado para seguir adelante y superar cualquier obstáculo.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies