Declaraciones de Manuel Clavel, socio de Talengo, sobre as inversiones para captar talento de las grandes start-ups.

Manuel Clavel, socio de Talengo, habla sobre el talento en las start-ups

Manuel Clavel, socio de Talengo, asegura que las grandes start-ups, aquellas que han alcanzado la categoría de unicornio o aspiran a serlo en el medio plazo, realizan enormes inversiones para captar talento. En declaraciones al rotativo El Periódico, Clavel destaca que las start-ups  “se apoyan en agencias de headhunting internacionales para fichar a los mejores empleados y directivos”.

Uno de los informes de referencia del ecosistema digital, The State of European Tech, señala a Barcelona como  el tercer mejor emplazamiento en Europa para crear una start-up. Sin embargo, “a nivel de sueldos, Barcelona está por detrás de muchos hubs tecnológicos”, explica Clavel. Según un estudio de la Mobile World Capital Barcelona, un desarrollador de software experimentado cobra, de media, 40.000 euros anuales en España. Cifras muy lejanas a lo que se paga en otros países europeos como Irlanda (60.000 euros), Alemania (61.000 euros) o Reino Unido (64.000 euros) y a una distancia sideral de plazas estadounidenses como Nueva York (110.000 euros) y San Francisco (129.000 euros).

Lee la noticia completa en el diario El Periódico.

 

 

La inclusión saca ventaja a la diversidad, Talengo

Considerar la sociedad como un todo inevitable que hay que replicar en las organizaciones es el primer paso para convertir la diversidad en inclusión, una carrera en la que la participación de personas de toda índole en los procesos empresariales resulta imprescindible.

Aquellas empresas que insisten en la diversidad como uno de sus grandes baluartes para atraer y fidelizar talento apenas están en la antesala de la inclusión, la meta de gestionar la diferencia en las organizaciones. Aquellas que repiten como un mantra sus políticas de igualdad de género, dejan fuera una parte de la diversidad social muy importante. La edad, la nacionalidad, las discapacidades físicas o psíquicas, tendencia sexual y el colectivo LGTBI son parte de este cóctel social que debe tener un reflejo en las empresas.

Porque aunque el género es aún una asignatura pendiente, no lo son menos otro tipo de diferencias como la nacionalidad. El estudio sobre Diversidad e Inclusión realizado por Talengo en colaboración con APD confirma que el 69% de las compañías no tiene ningún miembro de nacionalidad distinta a la española. Por ésta y otras asignaturas pendientes para alcanzar la inclusión en el sentido estricto de la palabra, Marta García-Valenzuela, socia de Talengo, cree que es importante centrarse en la generación de culturas inclusivas: “Si sólo nos enfocamos en las variables de la diversidad tradicionales, estaremos dejando de lado al resto del talento y reforzaremos las etiquetas que queremos barrer y la visión será miope”.

Lee la noticia completa:

Diario Expansión

Blog “Estrategias de negocios”

Blog del Instituto Europeo de Gestión Empresarial

 

Otras noticias de interés:

Diversidad e inclusión en el comité de dirección.

El mentoring como nueva herramienta para gestionar la diversidad e inclusión.

La paridad de género acelera la inclusión.

 

 

Buscar
Categorías

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies