Ejemplo de gobierno corporativo

Indra se está convirtiendo, como consecuencia de una nueva y certera estrategia impulsada por sus nuevos accionistas y ejecutada extraordinariamente bien por su Presidente ejecutivo, en un ejemplo de gobierno.

Como muestra un botón: la retribución de su Consejo está ahora variabilizada en un 75%, con un compromiso de invertir el 50% de la remuneración total en acciones de la compañía. Además, este año se redujeron un 20% sus remuneraciones. Dentro de sus consejeros independientes (7 de un total de 13) hay perfiles realmente profesionales como consultores de estrategia, el ex Mckinsey Enrique de Leyva y reconocidos abogados como Daniel Garcia Pita y Alberto Terol. Indra es una compañía que ahora sale a la calle con la cara lavada y sin el maquillaje pastel que hasta ahora escondía su verdadero rostro. Pero para ello hay que afrontar desde el principio la situación, con humildad y aplicación de sentido común, y además haciendo mucho ejercicio y volviendo a coger forma. Si se afrontan restructuraciones y despidos, el Consejo tendrá que ser retribuido también acorde con los tiempos para ser consecuentes. Esto es lo que está haciendo Indra y seguro que el futuro le dará la razón.
[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row content_placement="middle"][vc_column width="1/4"][vc_single_image image="2540" img_size="full"][/vc_column][vc_column width="3/4"][vc_column_text]Por José Ignacio Jiménez Socio Todos los artículos del autor [sg_popup id="6" event="click"]VER CV [/sg_popup][/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]]]>

Comments are closed.
Buscar
Categorías

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies