Líderes sostenibles, líderes valientes 

“Tu auténtico valor no será lo que sepas, será lo que compartas” Virginia Rometti, ex CEO de IBM.

El objetivo del liderazgo sostenible es atender las necesidades de la generación actual sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones. Este objetivo, esencial y complejo, se define en estos momentos como algo vital para el futuro de las organizaciones. Los líderes tienen que ser capaces de gestionar la complejidad de la situación que vivimos y asegurar la supervivencia del negocio, pero tienen que tener también una mirada sistémica sobre el largo plazo para así garantizar la viabilidad futura.

Asimismo, necesitamos líderes activistas, capaces de comprometerse con los problemas que realmente importan a la sociedad y con la responsabilidad de actuar contra la desigualdad en el mundo. En definitiva, necesitamos valentía en el liderazgo.

Comenzamos una serie de entrevistas realizadas a mujeres que han demostrado ser líderes con ambas características, sostenibles y valientes. Esperamos que su generosidad a la hora de compartir su historia nos ayude a todos. Porque de esto va también esta serie de entrevistas, de lo importante que es tener nuevos referentes y visibilizarlos.

1. Vamos a conocerte un poco mejor. ¿Quién eres y por qué crees que estás aquí?

Soy una mujer normal, de gustos sencillos, espontánea, natural y orientada a la acción. Me gusta escuchar y aprender, especialmente de las nuevas generaciones.

Cuando estudié ADE (Dirección y Administración de Empresas) en la Universidad Ramón Llull, no pensé que llegaría a ser directora general. De hecho, mi primer contacto laboral fue en el mundo de la consultoría, donde tampoco era frecuente que hubiera mujeres, y desde donde acabé saltando a la empresa. En ese momento, viajaba muchísimo y con la maternidad, mi vida profesional y personal da un giro: tomo la decisión de reorientar el ritmo de mi trabajo para conciliar con mis hijos y mi familia. En ese momento, en el 2008, me incorporo a MSD como directora del área de Multicanalidad. MSD decidió apostar por un perfil nada habitual en el sector biofarmacéutico, entonces. A partir de ahí, dirigí diferentes áreas de la Compañía como Salud de la Mujer, Inmunología, Atención Primaria, área de hospitales y Vacunas, donde fui la responsable de la integración, por mi experiencia en fusiones y adquisiciones. Estas posiciones directivas me han dado una visión global del negocio y del excelente trabajo que realiza el equipo de MSD en todos los ámbitos.

En 2017 me marché a Austria como directora general de la Compañía, lo cual me permitió desempeñar proyectos globales dentro de la organización. Y en julio de 2019 regresé a MSD en España como presidenta y directora general. La verdad es que me sentí muy orgullosa por la confianza depositada en mí y, al mismo tiempo, soy consciente de la gran responsabilidad que implica esta nueva posición que he asumido con enorme ilusión. Realmente, hago que las cosas pasen, doy impulso y motivo a mi equipo para cumplir los objetivos empresariales. También a servirles de inspiración y ejemplo para que saquen lo mejor de sí mismos como profesionales y como personas.

2. ¿Cuál sería para ti un propósito que te define como líder?

Diría que fomentar la diversidad -no solo de género o de orientación e identidad sexual, sino también cultural, de experiencias, generacional, de posicionamientos, formas de aprender, diversidad de pensamiento, etc.- Considero y he podido comprobar en mi trayectoria que la inclusión es una de las llaves para movilizar el liderazgo y el talento dentro y fuera de la organización. En definitiva, busco el bienestar compartido para que los empleados disfruten y se sientan inspirados profesional y personalmente. La colaboración, trabajando como un único equipo, es clave para que la diversidad esté realmente integrada en el día a día.

De hecho, tenemos una campaña a nivel global dentro de MSD que me encanta y con la que me siento identificada cuyo lema es: “trae tu verdadero yo a la oficina”. En MSD, la diversidad es una realidad que nos mueve a contribuir a nuestra misión de mejorar y salvar vidas.

Sin embargo, hay otros aspectos como el de la innovación, la adaptación a los cambios, el compromiso de los empleados, el impulso del talento, la priorización de objetivos y el aprendizaje permanente y continuo que son enseñanzas que me han acompañado siempre. Sin duda también ahora en la dirección general de MSD en España1.

En este sentido, diría que soy una persona muy proactiva en el impulso de la transformación a todos los niveles y la adaptación continua a los cambios que cada vez son más rápidos y dinámicos. 

No obstante, siempre hay muchas cosas nuevas que aprender cuando llegas a un puesto como el de presidenta y directora general de MSD en España, que solo se pueden aprender con el trabajo diario, con mucha escucha activa, empatía y con el apoyo de todo el equipo.

3. Sostenibilidad y liderazgo, ¿qué relación tienen?

En los últimos años, la preocupación por la sostenibilidad ha tomado gran relevancia para las compañías y empresas líderes gracias, entre otras iniciativas, a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) promovidos por la ONU. Y cuando hablo de sostenibilidad me refiero al concepto global que abarca los ámbitos medioambiental, económico y social; apostando por implantar estrategias de sostenibilidad de carácter integral. Nuestra aproximación es One Health o una única salud global, en torno a tres ejes, interconectados e interrelacionados: la salud de las personas, la salud animal y la salud del planeta. Estamos convencidos de que no tendremos una buena salud, si no tenemos una buena salud animal y del planeta (ecosistemas). Por eso, intentamos poner el foco y trabajar de manera integrada en las tres, interna y externamente.

Ahora más que nunca, los líderes de las organizaciones tenemos que ser ejemplo como agentes transformadores de la sociedad y del ecosistema en el que ejercemos nuestra actividad empresarial, desde la perspectiva profesional y personal.

Desde los puestos de liderazgo debe impulsarse el compromiso de las organizaciones con la sostenibilidad y dar ejemplo. Una muestra de ello es la creación del Consejo Empresarial Español para el Desarrollo Sostenible[1], liderado por Forética y en el que MSD participa. El objetivo que se persigue es dar respuesta a los grandes retos ambientales, sociales y de gobernanza a los que nos enfrentamos tanto coyuntural como estructuralmente, centrado en tres desafíos de sostenibilidad prioritarios como son la emergencia climática, el buen gobierno empresarial y la desigualdad social.

Además, en MSD, para nosotros, la protección del medioambiente, la sostenibilidad y el buen gobierno, el ESG (Environment, Sustainability and Governance), forman parte de la misión que tenemos como Compañía, inalterable desde hace más de 130 años: descubrir, desarrollar y proporcionar productos y servicios innovadores que salvan y mejoran vidas. Nuestra responsabilidad social subraya nuestro compromiso de desarrollar y recompensar a nuestros empleados, proteger el medio ambiente y operar con los más altos estándares de ética y transparencia[2]. En definitiva, devolver a la sociedad lo que nos ha dado.

[1] https://foretica.org/wp-content/uploads/declaracion_consejo_empresarial_espanol_desarrollo_sostenible.pdf

[2] https://www.msd.es/responsabilidad/index.xhtml

4. ¿Qué crees que aporta el liderazgo sostenible a tu industria o sector?

En mi opinión, aporta mucho y cada vez más. Creo que en los últimos años se ha avanzado mucho en este sentido y, especialmente, en el ámbito de la industria biomédica. Es más, en este año difícil por la situación provocada por la pandemia, todo el sector biofarmacéutico ha colaborado y coordinado sus acciones para garantizar la salud y el suministro de medicamentos y vacunas en todo el mundo, lo cual ha supuesto un gran ejemplo de liderazgo compartido y unión entre compañías.

Concretamente, en MSD nuestro objetivo es liderar la salud del futuro y ser una empresa de confianza para la sociedad. Para lograrlo, sabemos que nuestros valores y normas son una parte esencial de cómo construimos esta confianza con nuestros clientes, nuestros socios, nuestros empleados, la sociedad en general y otros agentes. En MSD, tener un comportamiento ético y sostenible es responsabilidad de todos, todos los días y en todo lo que hacemos[1].

Además, como ya he señalado antes, tenemos un enfoque de Salud Global o “One Health” que no concibe la salud humana sin tener en cuenta la salud animal y la salud del planeta.

También los empleados, las organizaciones de pacientes, instituciones, universidades, los clientes y las instituciones y proveedores reconocen nuestra labor social y comparten nuestros valores.

Tenemos muchas iniciativas de responsabilidad social. Destacaría las iniciativas de cooperación de gran alcance para el acceso a la salud, como el programa de Donación Mectizan®, que lleva más de 30 años combatiendo la ceguera de los ríos y filariasis linfática. Su resultado, estas enfermedades están eliminadas en Colombia, Ecuador, Guatemala y México, como ha verificado la OMS. O el programa MSD para las Madres. Su objetivo, reducir las muertes relacionadas con el embarazo y el parto. Sus logros, hasta la fecha, más de 13,1 millones de mujeres se han beneficiado de un mejor acceso a la atención de salud materna, gracias a más de 100 programas en más 50 países.

Contamos con una estrategia de sostenibilidad centrada en el uso eficiente de la energía, materias primas, residuos y consumo de agua; la reducción del impacto medioambiental de nuestros productos y envases utilizando la química verde, evaluando los ciclos de vida y diseñando otros principios sostenibles; y disminuir riesgos en la cadena de valor[2]. Hemos renovado la flota de coches por híbridos y eléctricos menos contaminantes.

Recientemente hemos anunciado a nivel global nuevos objetivos para lograr la neutralidad de carbono en todas nuestras operaciones para el año 2025 y la reducción del 30% de las emisiones de nuestra cadena de valor para 2030. Además, hemos adelantado en 15 años el objetivo de lograr que el 100% de la energía que compramos sea renovable.

En España, entre otras iniciativas, participamos en Sanidad por el clima, con el Sistema Aragonés de Salud, la Oficina de Transición Energética y otras empresas. Es un proyecto de llamada a la acción al entorno sanitario para la puesta en marcha de iniciativas que reduzcan el impacto ambiental de su actividad asistencial y fomente el conocimiento sobre el vínculo entre cambio climático y salud.

[1] Web MSD: https://www.msd.es/responsabilidad/etica-y-transparencia.xhtml

[2] Web MSD: https://www.msd.es/responsabilidad/ambiente_empleados.xhtml

5. ¿Haces algo en tu liderazgo para incorporar a los diversos grupos de interés?

Tengo la suerte de estar en una Compañía como MSD que cuenta con programas de inclusión que ponen en valor y dan visibilidad a los distintos grupos de interés, y con los que me siento plenamente representada.

Un ejemplo de ello es el programa “Women in Leadership”, que promueve el desarrollo del liderazgo femenino a posiciones de dirección, o la “MSD Women Network”, una red donde todas las profesionales de MSD, de diferentes perfiles y con diferentes objetivos e intereses, puedan formar un espacio donde compartir experiencias, aspiraciones y fomentar la diversidad de género, compartiendo y reforzando redes de colaboración con compañeros hombres y aliados en este objetivo. También tenemos la network de empleados Rainbow Alliance, que trabaja para visibilizar y fomentar la diversidad LGTBI y la New Generations Network, que representa a las generaciones más jóvenes y a las más mayores, combinando experiencias, creatividad y conocimiento mutuos, y que trabaja por construir una cultura intergeneracional dentro de la Compañía. En este sentido, yo misma mantengo sesiones regulares de Reverse Mentoring que me ayudan a estar al día y a seguir aprendiendo. Además, en un plano más relacionado con la contribución social y medioambiental, siguiendo los criterios del ESG (Entorno, Social y Gobierno), tenemos la network Giving, que fomenta el voluntariado entre nuestros empleados, no solo con el objetivo de ser un elemento activo en la sociedad que nos rodea, sino también como una forma de realizarse y sentirse comprometidos con nuestra organización. En estos grupos participan casi el 50 % de los empleados y realizan unas 40 actividades anuales.

6. ¿Te consideras una líder sostenible? Por qué.

Sí, como he dicho antes. Tenemos una responsabilidad como líderes y debemos afrontar la gestión y desarrollo sostenible de la empresa basándonos no solo en la ética, la honestidad, la integridad, la transparencia, la comunicación y el compromiso con la propia compañía, sino también con los empleados que forman parte de ella y con el entorno en el que operamos.

En mi caso, intento dar lo mejor de mí misma en todo momento, siendo consciente de que tenemos que buscar modelos sostenibles. En mi opinión una de las claves más importantes para lograr ese liderazgo sostenible es tener ilusión y motivación por el trabajo que realizas, y yo la tengo. También valoro la necesidad de escuchar y tener empatía con todos los empleados de la Compañía y con tus socios y stakeholders y fomentar el trabajo en equipo.

Y en el caso de MSD, como Compañía innovadora, apostamos por la dinamización y la innovación, siempre estando abiertos a nuevas oportunidades y proyectos para seguir mejorando nuestras capacidades y creciendo en nuestro negocio.

Además, creo que un líder sostenible debe trabajar por la implementación de medidas que hagan efectivas la sostenibilidad; promoviendo la diversidad, con medidas favorables para el medioambiente o el impulso de la digitalización. Desde mi liderazgo, presto especial atención a fomentar el talento, el desarrollo y la formación continua. Desde mi posición, también el aprendizaje permanente es muy importante, así como aprender a trabajar en diferentes entornos, países y culturas. Nuestra apuesta por la transformación digital es firme, por las nuevas formas de trabajar para adaptarse a los cambios dinámicos y cada vez más rápidos. Precisamente en nuestra Compañía trabajamos por todo ello y un ejemplo claro es que el 100% de nuestros empleados tienen portátil desde hace ya dos años, un 90% cuenta con Smartphone y un 75 con tablet corporativos, sumándose a ello que disponemos de las mejores herramientas de colaboración online del mercado y ofrecemos cursos de formación constante a nuestros empleados en este sentido.

Para nosotros es fundamental el bienestar de los empleados, una de las piezas claves de la sostenibilidad, y estamos continuamente reinventándonos para lograrlo. Un buen ejemplo de ello es el programa WELLFLEX que acabamos de lanzar, con medidas concretas de flexibilidad del trabajo en remoto, la desconexión digital y el bienestar.

7. ¿Cuáles crees que son ahora mismo los principales retos de los líderes? ¿Y el tuyo?

La realidad es que son muchos los retos que tienen por delante. Los líderes de hoy y del mañana han de definir objetivos, tomar decisiones y gestionar equipos, lo que implica saber dirigirlos, pero también motivarlos. Es clave la priorización y trasladar la estrategia común, los valores compartidos (sostenibilidad, ética, transparencia, colaboración, respeto, honestidad, diversidad, inclusión…) para conectar con los empleados y alcanzar nuestra misión y los objetivos de negocio. Implementar una cultura de verdadero compromiso (engagement) y empoderamiento (empowerment) es el auténtico reto. Asimismo, si mencionamos la globalización y la digitalización del mercado, es necesario saber adaptarse a la nueva era y, por tanto, hacer frente a los nuevos desafíos que hay por delante. De hecho, estamos viendo necesidades de nuevas capacidades en el ámbito laboral para los cuales aún no hay una formación específica definida que pueda darles cobertura educativa.

En mi caso, mi reto como líder es realmente servir de inspiración y mover a la acción para que las cosas sucedan, empoderando a los equipos. En definitiva, ser capaces de desarrollar competencias personales para poder liderar el cambio y capacidad de adaptarse a este son retos evidentes en el corto y medio plazo. Considero que todos debemos  reforzar nuestra capacidad de innovación, creatividad y flexibilidad. Siempre se puede mejorar y todos podemos hacerlo.

8. ¿Qué personas han dejado huella en la líder que eres hoy? ¿Cuál es la huella que quieres dejar por tu liderazgo?

He tenido mucha suerte, porque he contado con muy buenos mentores y “maestros” dentro de MSD, tanto en España como en Europa, lo que me ha permitido llegar lo mejor preparada posible.

Dentro de nuestra Compañía hay numerosos ejemplos de mujeres líderes inspiradoras. Es el caso de la Dra. Julie Gerberding, vicepresidenta ejecutiva de MSD, Responsable de Pacientes, Comunicación y Relaciones Gubernamentales a nivel mundial y experta en enfermedades infecciosas, que fue la directora de los CDC de EE UU antes de unirse a MSD. En el plano personal, mis padres han sido mi brújula y mi principal fuente de inspiración, especialmente mi padre. Han creído en mí y me han apoyado siempre. En España, mi mentor fue el anterior presidente y director general, Ángel Fernández, quien me enseñó y apostó por mi desarrollo profesional en diferentes áreas de la Compañía en España y a nivel global. Siempre ha estado accesible incluso cuando estuve fuera de España, ya como directora general de MSD en Austria. Sin embargo y sobre todo, mis principales inspiradores han sido mis padres que en todo momento me apoyaron y a ellos les debo quién soy y dónde he llegado hasta ahora.

Siempre he creído que el liderazgo tiene que ser responsable, más cercano, que transmita humildad, respeto y contagie energía y avance continuo. También es importante ser persistente y luchar por un propósito, viviendo de manera auténtica los valores, encontrarnos bien, porque nos hará crecer como personas y profesionales.

9. ¿Cuál crees que es la diferencia que marcas como líder?

Intento ser la mejor líder posible tanto para los empleados de MSD como para la Compañía y la manera de lograrlo es mediante el trabajo y el esfuerzo diario. No se trata únicamente de haber desarrollado una óptima capacidad de liderazgo, sino que, siempre, hay que aprender cómo mejorarla.

En MSD, nos sentimos parte de un equipo, trabajando todos a una, uniendo esfuerzos y colaborando para abordar esta situación lo mejor posible. Siempre tratamos de mantener una comunicación continua, transparente y cercana, por grupos o con toda la organización y también externamente con nuestras audiencias, aprovechando los canales y herramientas digitales de los que disponemos: canales internos, charlas con los empleados, Intranet, encuestas, etc.

Algunos de los aspectos en los que trabajamos diariamente para mantener el liderazgo en MSD son:

  • La ética, integridad y el speak up
  • Proactividad
  • Desarrollo del talento
  • La experimentación e innovación, probar cosas nuevas
  • Aprendizaje continuo
  • Comunicación frecuente, clara y transparente
  • Potenciar el trabajo colaborativo
  • Empatía
  • Positivismo
  • Establecer las prioridades
  • Contar con una correcta y clara planificación

10. Si volvieras a empezar, ¿cambiarías algo de lo que has hecho como líder?

Creo que, en un momento dado, todos hemos escuchado a nuestros mayores decir “si volviese atrás, sabiendo lo que sé…” La vida es un camino lleno de aprendizajes. Imagina que volviésemos a marzo de 2020, con todas las lecciones que hemos aprendido durante este periodo, ¿cambiaríamos algo? Seguro que sí. Pero al final, lo importante es dar lo mejor de nosotros mismos en cada momento y actuar con ética, responsabilidad y honestidad, siguiendo unas prioridades estratégicas bien delimitadas. Así, tienes los pilares del liderazgo bien asentados incluso ante cualquier reto. Arriesgar también es importante y necesario en el mundo empresarial, pero siempre hay que saber medir los riesgos.

11. Cuando empezaste tu carrera profesional, ¿tenías planteado llegar a liderar?

La realidad es que cada reto profesional que he tenido lo he intentado afrontar con la mayor profesionalidad y esfuerzo posibles. Mi objetivo no era ser presidenta y directora general de MSD en España, mi objetivo era ser la mejor versión de mí misma tanto a nivel personal como en el ámbito laboral.

Dedicación, horas de trabajo, esfuerzo, compromiso y mucha responsabilidad han permitido que, en la actualidad, sea la responsable de esta Compañía. Para liderar bien y de manera positiva, inspirando a los demás también a que desplieguen todo su talento y su potencial.

12. ¿Qué te gustaría que te hubieran dicho cuando empezaste tu camino como líder? ¿Quieres aprovechar para decir algo a las personas que quieran ser líderes en un futuro?

Es importante ser uno mismo, conocerse bien y no rendirse ante los obstáculos y aprender de ellos. El futuro depende de nuevos líderes que están entre las generaciones futuras. Para ser un buen líder, hace falta tener presente la importancia del equipo.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies